Zorro ( Vulpes vulpes )

Nombre vernáculos: El zorro, al igual que el lobo, suelen tener muchos "seudónimos" (en muchos casos se usan los mismos seudónimos y eufemismos para ambas especies), para evitar pronunciar la palabra zorro o lobo, ya que se les puede atraer o traer mala suerte, el Golpe, Pedro, María García, Alfonso, Andrés... e incluso hay nombres a título individual "Aqueloutro" (José María Castroviejo). También en otros países existen para el zorro seudónimos que evitan pronunciar su verdadero nombre, en Cerdeña "Margiani" -Mariaño-, Liori, en Argentina "Bicho", en Grecia "María", etc. . Las formas raposo y raboso puedan venir del rabo característico del zorro, siendo abundantes los vernáculos que aluden a su rabo.

Taxonomía: En España se dan 3 subespecies, la subespecie nominal el zorro rojo septentrional Vulpes vulpes vulpes, el zorro rojo ibérico Vulpes vulpes silacea descrito por Miller en 1907, cuya característica es su coloración tricolor las tonalidades grises, rojizas y amarillentas, y el zorro rojo europeo Vulpes vulpes crucigera, descrito por Bechstein en 1789. Muchos autores cuestionan estas diferencias. 

Descripción:

Longitud: Sobre 1 metro. Peso: Entre 3 y 7 kg., las hembras son algo menos. Se han encontrado pesos de hasta 10 kg. Morfología: Aspecto inconfundible y muy conocido en el que resalta su cola. Pelaje denso, coloración variable predominando el color

Alimentación:

Es omnívoro, desde conejos, hasta basura, pasando por aves, micromamíferos, insectos, frutos, carroña, etc.. Los ejemplares más grandes se suelen encontrar en los que viven en los basureros.  

Hábitat:

Usa todo tipo de hábitat, áreas agrícolas, subdesérticas (aquí es donde alcanza sus mayores densidades), incluso el urbano, como en Gran Bretaña. Nosotros lo hemos visto prácticamente dentro de la ciudad de Ávila. 

Longevidad:

Calculamos que unos 10 años. Los cazadores  afirman que es muy raro encontrar un zorro con más de 2 años de edad, y los taxidermistas nos dicen que es muy raro encontrar zorros que no lleven plomos de perdigón alojados en su cuerpo aparte de confirmarnos la edad que nos refieren los cazadores. Lo que nos da una idea de la presión que soporta. 

Rastros y señales:

Es la especie más abundante y de la que es más fácil detectar sus rastros.

Huellas: Marca 4 dedos con las uñas, muy similares a perros de las que se diferencian por llevar los 2 dedos más exteriores separados de los interiores y por la que pasa una línea imaginaria transversal entre ellos. En la huella de los perros no pasa esa línea, cortando las impresiones de los dedos de la huella. Las dimensiones suelen ser de 5 x 3-4 cm., aproximadamente.

Excrementos: La forma y tamaño depende de la dieta, edad, sexo, etc. El olor es inconfundible "a zorro". Se suelen encontrar junto a caminos, veredas, sendas, etc., y los machos suelen colocar sus excrementos en alto y en lugares muy visibles, por ejemplo en unas matas, etc.., después rascan el suelo con las patas, al igual que muchos perros.

Madrigueras: Suelen excavar sus propias madrigueras, a veces aprovechando una madriguera de un conejo o la de un tejón. Suelen hacer las zorreras en terraplenes, entre las raíces de los árboles, bajo una piedra, etc.. suelen tener una entrada y una salida. Son bastantes sucios y en las zorreras podemos encontrar bastantes excrementos en las inmediaciones, restos de comida, y de la boca de la zorrera sale un profundo olor del zorro.

Otros rastros: El ladrido del zorro se puede escuchar a gran distancia por la noche. Este ladrido recuerda a un grito. también podemos encontrar restos de sus presas medio enterradas sino las ha consumido enteras, pues el enterramiento es bastante grotesco y dejan bastante parte fuera de la tierra. En una ocasión encontramos un agujero enorme en el suelo que habían hecho los zorros buscando los cadáveres de unos burros enterrados, posiblemente el agujero podía tener unos 2 metros de hondo. En las madrigueras de conejos excava perpendicularmente hacia el lugar donde están los gazapos, y no por la boca del vivar, otro dato a tener presente para detectar al zorro.

BIOLOGÍA: Me encontraba apostado en lo alto de una roca, esperando ver salir a un tejón de una tejonera que se encontraba bajo esa enorme piedra en la que estaba apoyado. Era verano, y aún no se había ocultado el sol, de repente comencé a oír a unas urracas gritando, pero no veía nada, solo a las urracas entre las encinas. Me imagine que eran juegos con algún significado que solo ellas sabían. De repente veo a un zorro, como iba buscando tranquilamente su comida, con la cabeza parecía buscar algún rastro, a un paso más bien lento, ningún detalle pasaba por alto, excepto a aquellas urracas que no dejaban de vociferar la presencia del raposo por el monte, pero el zorro ignoraba totalmente aquellas ruidosas aves. Observaciones como esta, es fácil tenerlas, hemos detectado la presencia del zorro a pleno día, visto en innumerables ocasiones con los faros del coche, y más veces lamentablemente, atropellados, en lazos, en cepos, etc.. Su gran poder de adaptación ha impedido su extinción, pocas especies podrían soportar la persecución de la que es objeto.

El zorro ha inspirado e influido en la cultura popular, como lo confirma la cantidad de nombres vernáculos que tiene, y de fábulas y de leyendas.   

Biología reproductiva:

Periodo de celo: Diciembre-enero.

Periodo de gestación: 51-65 días.

Época del parto: Marzo-abril, los partos más frecuentes.

Crías: 4-6 es el número más frecuente, pero se han hallado zorreras con 11 cachorros, en ocasiones son resultado de 2 camadas. Es la madre la que corre a cargo de la cría, y en ocasiones hay autores que afirman que el padre también ayuda. Si la madre cree que hay peligro puede transportar a sus cachorros a otro lugar más seguro, transportándolos por la boca. A finales de verano se independizan y alcanza la madurez sexual antes del año.

Distribución:

España: Presente en todo el territorio peninsular, falta en Baleares y Canarias.

Mundo: Amplia distribución, América del Norte, África, Europa y Asia. 

Estado de sus poblaciones:

España: No amenazada.

Europa: No amenazada.

Mundo: No amenazada.

Tendencias poblacionales: Parecen estables. 

Amenazas:

Se desconocen. El zorro soporta una gran presión por parte de los cazadores, es el enemigo número uno para estos. Quizás una fama algo desmesurada , su gran capacidad de adaptación hace inútil todos los esfuerzos por erradicarlo. hay autores que afirman que matar muchos zorros tiene un efecto positivo sobre la población de los zorros de ese lugar, ya que las camadas son más numerosas. Últimamente investigadores de Doñana han comprobado que la presencia del lince es un factor que limita las poblaciones de zorro.

Volver a página anterior