Salamanquesa común ( Tarentola mauritanica )

Características morfológicas:

Salamanquesa grande y robusta, cuya longitud de cabeza y cuerpo mide hasta 86 Mm. y cuya longitud total puede alcanzar 190 Mm. Pupila vertical. Parte inferior de los dedos con laminillas adhesivas no divididas por el centro. Dedos con uñas bien visibles en sólo dos dedos. Dorso cubierto con hileras de grandes tubérculos. Coloración parda o gris. Especie común en las regiones mediterráneas de la Península Ibérica, se hace más escasa en el interior. Activa en primavera y verano en el interior peninsular, también en otoño e invierno en las regiones mediterráneas más cálidas. Especie diurna y nocturna, se solea generalmente a primera hora y pasa el resto del día bajo las rocas o entre las piedras. Al anochecer salen de los refugios y están activas durante las primeras horas de la noche. Emite chillidos de tipos variados que juegan un papel importante en la comunicación entre individuos

Hábitat:

Especie propia de rocas y pedregales, en donde puede desplazarse con facilidad por todo tipo de superficies gracias a las laminillas adhesivas de sus dedos. También pueden vivir en troncos de árboles y matorrales. Se ha constatado en una localidad de Mallorca que a pesar de disponer de abundantes tapias, piedras y edificios, es común en algarrobos, llegando a contar hasta 14 individuos en un solo árbol (Martínez-Rica, 1974). Aunque utiliza las rocas como refugio, se desplaza por el suelo de los alrededores. Especie de carácter antropófilo, está presente en construcciones humanas (muros de separación de fincas, edificios, albercas, cisternas, etc.) incluso en pueblos y ciudades, a condición de que cuente con refugios donde ocultarse (Valverde, 1967; Martínez-Rica, 1974; Mellado et al., 1975; Salvador, 1978; Lizana et al., 1992). Se ha señalado que en la provincia de Cuenca se localiza en edificaciones humanas en el piso meso mediterráneo, mientras que en el piso supramediterráneo se encuentra en roquedos calizos entre pinares y matorrales (Barberá et al., 1999).

Nidificación:

Reproductor primaveral, el celo suele tener lugar en abril y mayo. Las cópulas tienen lugar entre abril y junio. Las hembras hacen 1-3 puestas de 1-2 huevos cada una. Los recién nacidos se ven en verano.

Distribución:

Se encuentra en el oeste, centro, sur y este de la Península Ibérica y en las islas Baleares. Presente generalmente en altitudes bajas, aunque puede alcanzar los 2.350 m de altitud en Andalucía.

Volver a página anterior