Mochuelo ( Athene noctua )

Especie en peligro de extinción

Características morfológicas:

Aspecto rechoncho. En vuelo ondulaciones en su trayectoria.

Adultos: La cabeza, nuca, espalda y dorso de las alas de color pardo oscuro con abundantes manchas blancas. La parte alta de la cabeza esta manchada con formas alargadas. La cara es ancha con disco facial blanquecino. La cola corta de color marrón oscuro con cuatro bandas oscuras transversales. Por las partes inferiores es claro con manchas longitudinales pardo oscuras. Pueden aparecer variaciones individuales de colorido.

Hábitat:

Se puede observar en la totalidad de los ecosistemas existentes en la Comunidad Valenciana y Murcia, aunque utiliza mayormente zonas muy humanizadas como cultivos, jardines y parques, canteras, basureros, etc.. También se le observa en zonas húmedas, desembocaduras de ríos, bosquetes poco espesos, acantilados, etc..

Biometría:  

Envergadura:

57 - 61 cm.

Puesta:

3 - 5 (entre 2 y 7 huevos)

Status:

Sedentario

Longitud:

21 - 27 cm.

Periodo Incubación:

28 días

Nº parejas:

 

Peso:

124 - 198 g.

Primer vuelo:

25 - 30 días

Alimentación:

Mayoritariamente coleopteros y otros insectos dermápteros y ortópteros.

Nidificación:

No construye ningún nido, utiliza huecos de árboles, oquedades en rocas, agujeros en edificaciones humanas, etc.. La puesta suele realizarla entre el mes de abril y mayo.

Distribución:

Se distribuye la totalidad de la Comunidad Valenciana y Murcia.

Evolución:

Como el resto de aves rapaces nocturnas, no se conoce con exactitud como ha evolucionado esta especie, pero posiblemente sea una de las que menos altibajos haya sufrido, debido a su gran adaptación a los distintos biotopos y por la dieta. De todas formas esta rapaz tiene en contra la gran persecución a que es objeto sobre todo durante el verano para utilizarla en la modalidad de caza "el parany" como reclamo para atraer a los zorzales (Turdus sp), otro aspecto importante es el elevado de abuso que existe en productos fitosanitarios y raticidas provocándoles la muerte por la ingestión de insectos envenenados.

Volver a página anterior