¡¡¡ Y luego dicen que no llueve !!!

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha intervenido siete lanzaderas y 33 cohetes antigranizo en una casa abandonada de una finca agrícola de Cehegín, dentro de la denominada Operación Tormenta, desencadenada tras la denuncia de un ciudadano. El Seprona ha comprobado que el dueño de los cohetes carece de la autorización de la Delegación del Gobierno y la Confederación Hidrográfica del Segura para su uso. Las lanzaderas, seis de las cuáles se encontraban cargadas y listas para ser usadas, eran de fabricación artesanal rudimentaria. Una de ellas habría sido utilizada hace unas semanas y en el lugar fueron hallados folletos sobre el uso de cohetes en la lucha contra el granizo.

Los cohetes intervenidos, que se activan mediante un sencillo sistema eléctrico, se encuentran compuestos de yoduro de plata, sustancia que transformaría el granizo de las tormentas en agua, y de una carga propulsora y otra explosiva de aproximadamente un kilogramo de peso, que hace ascender el proyectil a una velocidad de más de 300 metros por segundo, explosionando a una altitud cercana a los 3.000 metros.

Las investigaciones se iniciaron hace unas semanas, cuando una patrulla del puesto de Cehegín halló en una finca dos lanzaderas con sus correspondientes cohetes antigranizo listos para su disparo. Las gestiones practicadas sobre el origen de dichos efectos llevó a la Guardia Civil hasta la finca inspeccionada en el día de ayer, donde los agentes del Seprona de Murcia y Caravaca encontraron los cohetes.

 -         Este caso también nos está afectando en la zona de Barinas, debido a dos o tres canteras de áridos, ya que no les saldría rentable que se les mojara la arena, entonces  tendrían que estar parados al menos una semana hasta que se vuelva a secar, entre otros casos que también puedan influir. A dichas canteras no les pasaría absolutamente nada por estar paradas una semana, en caso de que lloviera. Cuando se pone el tiempo para llover suele pasar una avioneta cargada de yoduro de plata para ¨espantar a las nubes¨ y a los cinco o diez minutos tenemos el maravilloso solecito.

Información, contacto y opiniones personales en: medioambiente@asociacionvecinosbarinas.com