Lagartija ibérica ( Lacerta Hispanica )

Características morfológicas:

Adultos hasta 7 cm. de hocico a cloaca; hasta 17 cm. incluyendo la cola. Lagartija de aspecto delicado, cabeza y cuerpo deprimido y hocico puntiagudo. Collar formado por 8 a 11 escamas. En el dorso, grisáceo o pardo oliváceo, presenta un diseño muy variable, siendo frecuentemente un rayado longitudinal claro y, o manchas irregulares. Normalmente carecen de línea vertebral definida, y en ocasiones pueden presentar el dorso prácticamente liso. Las partes inferiores son blanquecinas, amarillentas o naranja, especialmente en los machos en celo-, con puntos oscuros en los bordes. Especie ágil y trepadora, puede desplazarse por troncos y paredes verticales. Los grupos de invertebrados más importantes que constituyen su alimentación son los arácnidos y los coleópteros, así como larvas, especialmente de lepidópteros. Poco agresivos, los machos defienden territorios pequeños y mal desnudos.

Hábitat:

Pedregales, taludes de carretera y, muy especialmente, zonas urbanizadas, donde vive en parques, jardines y tapias de viviendas, troncos de árboles y ruinas. Encontrada hasta a 1800 m de altitud.

Biometría:

Longitud: 7 CMS.; envergadura: 17 CMS.

Nidificación:

La hembra pone sobre el mes de mayo de 2 a 4 huevos relativamente grandes entre las grietas de paredes o debajo de piedras, troncos o escombros. A los 2 meses aproximadamente nacen las pequeñas lagartijas, que presentan la cola azul verdoso y el diseño muy definido.

Volver a página anterior