Jilguero ( Carduelis Carduelis )

Descripción:

El macho tiene la cara (hasta detrás del ojo) de color rojo vivo, píleo y nuca negras que forman un collar incompleto, y lados restantes blancos; las partes superiores son pardas, con las coberteras superiores de la cola blancuzcas; alas negras, con una ancha banda transversal amarilla y con una mancha blanca en el ápice de las remides; la cola es negra, con mancha blanca en las réctrices externas; los lados del pecho y flancos son pardo claro, y el abdomen blanco. La hembra se distingue por tener menor superficie de la cara roja. El joven tiene la cabeza parda y el plumaje listado.

Hábitat:

Campo abierto, huertos, prados (sobre todo si hay "diente de león"), jardines, parques, bordes de sendas y caminos... donde puedan encontrar cardos con que alimentarse.

Costumbres:

Es frecuente verlos colgados acrobáticamente en los cardos buscando comida. Para mondar las semillas de los cardos se sirve de su pico, relativamente largo, que está adaptado para esta tarea. También busca alimento en el suelo, siendo un gran adicto al "diente de león". Su pauta de vuelo es ondulada, y su reclamo de vuelo es un "titelit-titelit" inconfundible; sin embargo, el reclamo que emite desde un posadero es un "stiguelit". En otoño, los Jilgueros tienden a formar grupos más o menos numerosos, que con la llegada del frío se acercan a los núcleos habitados en busca de comida.

Nidificación:

El macho suele comenzar a cantar a partir de enero (más intensamente desde febrero), cuando se encuentra aún en el bando invernal. Llegado el mes de abril, el grupo se disgrega dando lugar a la formación de las parejas, que comenzarán a construir sus nidos en los árboles y arbustos hacia el mes de mayo. El nido, construido por la hembra, es pequeño y bastante esférico. Realiza 2 puestas por temporada. La puesta consta de 5-6 huevos de color blanco con finas y dispersas motas rojizas. La incubación dura 12-13 días, período en el que con frecuencia el macho alimenta a su pareja en el nido. Nacidos los polluelos, tardarán otros 15 días en abandonar el nido. Los jóvenes alcanzan el plumaje definitivo tras la muda otoñal.

Movimientos migratorios:

Especie anual en sus territorios de cría.

Volver a página anterior