CABALLA FRITA O ASADA

 

Se prepara la maceración con una picada de ajos, perejil y sal al gusto, se añaden dos cucharadas de aceite de oliva, jugo de limón y una cucharada de pimiento molido, se remueve bien y cuando está todo homogéneo se echa por encima de la caballa y se deja 24 horas en maceración.

Se abre por la mitad y se le quitan las espinas. Se coloca en una bandeja con la piel para abajo.

Por último se asa o fríe y se sirve caliente.

 

 

Volver a página anterior