Arrope calabazate

NOMBRE DEL PLATO: ARROPE CALABAZATE

ÉPOCA DE CONSUMO: FESTIVIDADES DE TODOS LOS SANTOS

ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES:

La palabra arrope también es un legado Árabe, al igual que la Jalea y hoy en día podemos degustarlo en cualquier época del año este sabroso postre, pero antiguamente era tradicional hacerlo en la festividad de todos los Santos, acompañando a las gachas, hoy es un excelente acompañamiento para el helado, peras cocidas, manzanas, etc....

INGREDIENTES:

6 Kg. de higos secos negros

1 boniato

1/2 melón

1 berenjena

1 Kg. de peras

1 Kg. de cal de bola (cal viva, de venta en droguerías)

1 trozo de calabaza

ELABORACIÓN

PREPARACIÓN DEL ARROPE:

Para hacer el arrope se limpian los higos, quitándoles los rabitos y abriéndolos por la mitad para comprobar que están en buen estado, se dejan en remojo con agua durante una noche, al día siguiente se sacan del agua y esta la reservamos, poniendo a hervir los higos con agua limpia. Cuando llevan hirviendo una 3 horas iremos añadiendo agua de la que habíamos reservado, hasta que los higos estén desechos y obtengamos un caldo completamente negro, con la ayuda de un colador de tela se va colando el caldo para que no pasen las semillas de los higos. Una vez el caldo colado, lo volveremos a poner en una olla al fuego a reducir, para que se evapore el agua, y solamente quede el jugo de los higos.

Para saber el punto del arrope, se coge un de caldo y se va volcando en la misma olla, si es transparente significa que todavía contiene agua, lo dejaremos que siga hirviendo, y cuando volvamos a hacer la misma operación y el caldo sea sea completamente oscuro, extendemos un poco en un plato y si conforme vamos haciendo la raya, esta se va cerrando, e cuando tiene su punto, también dependerá del gusto personal de cada uno, dependiendo si le gusta mas o menos espeso.

PARA HACER EL CALABAZATE:

Para hacer el calabazate, pondremos en una olla unos 9 litros de agua, con la cal de bolo, hasta que el agua este transparente y la cal reposada en el fondo de la olla. Con un cazo vamos sacando el agua con mucho cuidado de no quemarnos y de no remover la cal que hay reposada en el fondo y la vamos echando en otro recipiente donde tendremos la fruta y melón que vamos a utilizar limpios de piel y semillas y cortados en trozos grandes. Esto lo dejaremos a remojo unas cinco horas, pasado este tiempo se saca y se lava bien y lo añadiremos al arrope que tendremos hirviendo, se deja hervir  hasta que las frutas estén un poco tiernas, retirándolo entonces y dejándolo enfriar.

Receta de: Antonio Hernández Illescas (Jefe de Cocina)

Volver a página anterior